Aviso

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, en un mitin en Caracas, la capital, 4 de febrero de 2018. 

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado ‎Cabello, advirtió el domingo a los sectores opositores que si planean una intervención de militares para derrocar el Gobierno de Maduro, se enfrenarán a la ‘rebelión del pueblo’ venezolano.

“La oposición no tiene vida (...) no tienen una estructura sólida a diferencia del PSUV (…) Ante eso, hacen un llamado para que haya un levantamiento militar venezolano (a través del secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson) pero lo que causarán es una rebelión del pueblo”, manifestó Cabello desde la marcha en conmemoración al 26° aniversario de la rebelión militar liderada por Hugo Chávez contra el gobierno del entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

El primer vicepresidente de PSUV declaró que los partidos “terroristas” opositores Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ), que están “dirigidos por fascistas”, se han desviado “hace tiempo del carácter democrático de un partido”.

El jueves pasado, Tillerson, en línea con su campaña contra Venezuela en una gira por América Latina, indicó que Washington seguirá presionando a Caracas con sanciones y sugirió a los militares venezolanos que intervengan para provocar la caída del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, al que tachó de “corrupto y hostil” y responsabilizó de la crítica situación del país.

En otro momento de sus declaraciones, el también constituyente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela se ha referido a las próximas elecciones presidenciales y afirmó que la oposición "no tiene vida", y no tiene ningún "chance" para ganar en los comicios.

Asimismo, repudió que los líderes opositores culpen al Consejo Nacional Electoral (CNE) de dificultar sus validaciones. “Es un problema que tienen ellos a nivel interno. Tienen que acogerse a las instrucciones electorales (…) Nosotros siempre hemos ido por el camino democrático”, agregó.

La oposición, que aún no ha decidido sobre su participación en las presidenciales, se ha manifestado contrariada por adelantar las elecciones y considera que es poco tiempo para garantizar condiciones “justas” y “transparentes”.

La Administración de Maduro se ha enfrentado a las críticas de ciertos países entre ellos, EE.UU., España y Colombia, por la decisión de la ANC de adelantar las presidenciales de diciembre al próximo 30 de abril, pero el Gobierno asegura que el pueblo de Venezuela saldrá a votar.