Aviso

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana (AN), Julio Borges, durante una rueda de prensa en Caracas, capital del país, 5 de noviembre de 2017. 

El presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, el opositor Julio Borges, apoya a su sucesor acusado de delito de ‘instigación pública’ por la Justicia.

Durante una rueda de prensa celebrada este domingo en la sede de la tolda amarilla en Caracas, Julio Borges denunció que la medida que ha tomado el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra su sucesor, Freddy Guevara, es “absolutamente política”, “arbitraria” y “fuera de la ley”, y que busca “destruir” a la Cámara.

“El Gobierno ha tratado, desde el primer día, de destruir la Asamblea Nacional”, sostuvo el jefe de la AN y agregó que desde que la oposición tomó el control del Parlamento, tras celebrarse las elecciones legislativas en 2015, el Gobierno ha buscado dejarlos sin sus funciones.

Borges también hizo un llamado “a seguir luchando en este momento de inmensa adversidad” por lograr un cambio democrático en el país suramericano.

El TSJ venezolano anunció el viernes la suspensión de la inmunidad del diputado Guevara para ser juzgado por los delitos de “asociación, instigación pública continuada y uso de adolescente para delinquir”, delitos por las que el citado Tribunal prohibió al legislador salir de Venezuela.

Un día después, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile informó en un comunicado que el vicepresidente del Parlamento se había refugiado en su embajada en Venezuela.

Guevara formó parte del grupo de actores que hizo lobby este año en curso ante agentes internacionales para alentar la intervención contra Venezuela, al tiempo que impulsó las manifestaciones de protesta contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que dejaron unos 126 muertos entre abril y julio.

Hay muchas imágenes en las que se puede ver al parlamentario de derechas participando en protestas junto a actores vandálicos.