Aviso

Presentado en Occidente como la realización de una simpática utopía, «Rojava» es en realidad un Estado colonial, fruto de la voluntad de Washington que lo impone sin importarle su costo en sangre. El objetivo es, en este caso, expulsar a las poblaciones originarias del norte de Siria y remplazarlas con gente que no nació allí. Es una operación de limpieza étnica en la que el Pentágono y la CIA utilizan combatientes de la extrema izquierda europea. Thierry Meyssan revela ese proyecto sin sentido que viene aplicándose desde hace año y medio.

LLa guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es fuerza.»

La historia es bien sencilla. El capitalismo de la guerra permanente practica una máxima que nos sirve para leer la historia e interpretar lo que ocurre en el mundo: cuando el poder económico no puede apropiarse de las materias primas y las fuentes de energía (principalmente el petróleo) en un determinado país, porque sus gobiernos soberanos ponen trabas al imperio del dinero, es decir, cuando la guerra comercial se encuentra con barreras proteccionistas en los países ricos en estos recursos, se pasa a la guerra militar.

delcy2508172.jpgPor Economista quien abandona el Banco Mundial al percatarse de lo criminal de está institución. Y dice:
 
Estimado Sr. Presidente Maduro,
 
Tiene Ud. el apoyo abrumador de los pueblos del mundo.
 
El 25 de agosto, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva que golpeó a Venezuela con las más amplias sanciones económicas de la historia. Prácticamente paralizan a Venezuela, amenazan con hundirla en el hambre. Es un golpe

1 Poderosos factores que operan, tanto al interior del país como en el exterior, se han trazado como meta sacar a Nicolás Maduro de Miraflores como sea. Reaccionaron con insólita agresividad cuando fue electo hace más de cuatro años por el pueblo venezolano, y durante el tiempo que ha ejercido la presidencia no han descansado un solo día en ese empeño. Se puede afirmar -sin riesgo de equivocación- que es el mandatario de nuestra historia más acosado y ofendido, y el blanco obsesivo del ataque a Venezuela.

Republicanismo plebeyo

Es necesario asumir el terreno de disputa ideológica como parte de una batalla cultural y como escenario crucial para entender mejor esas reverberaciones fantasmagóricas, esas reiteraciones que van configurando lo que somos, pero que a su vez van permitiendo que nos situemos en relación con un futuro por venir.

Me parece que la agenda que debe movilizarse en la discusión política latinoamericana debe procurar atender tres problemas fundamentales y clásicos cuando se trata de pensar una alternativa. Por un lado, el problema de la