Aviso

 

Meses atrás, resalté la caída en Cancún de la Organización de los Estados Americanos al amparo de Donald Trump y su representante, el secretario general de nombre Luis Almagro, al no poder llegar a consenso de cara a una resolución crítica contra la Revolución Bolivariana cuyo objetivo fue “frenar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente convocada por [el Presidente Nicolás] Maduro y abrir una nueva instancia de diálogo entre el gobierno y la oposición” (1). En este minuto, existe lo similar.

Completamente de espalda a la realidad que revela el fracaso del complot de representantes de la ¿izquierda? sumados a expresidentes de Latinoamérica aliados al inquilino principal de la Casa “Oscura” vs. la Patria venezolana

Desde el inicio de la guerra contra Siria, en 2011, Rusia ha respaldado a este país frente lo que considera una agresión externa. Mientras la prensa occidental afirma que se trata de una «solidaridad entre dictaduras», este artículo expone las razones históricas de Rusia y observa que la victoria de Siria, que es también un triunfo de Moscú, abre una nueva etapa para la cultura ortodoxa en Europa.

Para construir la Rusia moderna, la emperatriz Catalina II –también conocida como Catalina la Grande– decidió convertir su capital, San Petersburgo, en el centro cultural más importante del mundo. Para ello enraizó el país en su base cultural ortodoxa, desarrolló el uso de la lengua francesa e invitó a su corte a los intelectuales y artistas europeos más sobresalientes de su tiempo, sin importarle que fuesen católicos, protestantes u ortodoxos, o incluso musulmanes.

Consciente de que el retroceso del cristianismo en el Medio Oriente, debido a la intolerancia del Imperio Otomano, representaba una pérdida para la ortodoxia –y por ende para Rusia– Catalina II entró en guerra contra el Sultán, anexó Crimea, transformó el Mar Negro en un mar ortodoxo e inició la liberación de la Gran Siria con la toma de Beirut  [1]. Declaró entonces que «La Gran Siria es la llave de la Casa Rusia».

El filósofo mexicano hizo un balance de los efectos que tuvieron las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente y la de gobernadores.

El filósofo Fernando Buen Abad ha elaborado un mapa de las protestas populares en la región y concluye que a pesar de que los medios lo ocultan, "si uno mira las manifestaciones, ve un continente que se está levantando". Además, dio las claves de cómo Venezuela pudo dejar atrás la violencia y creció el proceso democrático.

Perú, Honduras, Guatemala, México, hay un "malestar" en el continente que "se está moviendo", porque "la gente siente cada día más la penuria, la presión y los estragos del proyecto neoliberal que hoy está tomando revanchas de odio, incluso con focos fascistas", aseguró Buen Abad. Ante este escenario, "los medios buscan balcanizar nuestro imaginario para que no podamos conceptualizar por dónde se va haciendo la unidad en las luchas".

Gian Carlo Di Martino 

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) comenzó haciendo justicia por el terrorista Freddy Guevara – actualmente enconchado en la embajada de Chile- y estoy convencido que viene por los otros responsables de la matanza, que igualmente arengaron a los incautos para después asesinar a cualquiera de ellos en las marchas, con el único objetivo de que la canalla mediática internacional, que sigue empatada en el golpe continuado en contra del proceso revolucionario, acusara al presidente Nicolás Maduro de dictador.

Algo asombroso, no hay palabras para describir semejante atrocidad, no hay calificativos para esos hechos macabros que implican directamente a los grupos terroristas PJ, VP y UNT. Pero la justicia seguirá, de hecho, después del caso

Resultado de imagen para A CIEN AÑOS DE LA REVOLUCIÓN RUSA INTRODUCCIÓN
Este relato tiene como propósito recorrer los imaginarios que sobre la revolución rusa
construyeron los principales actores políticos en Colombia entre 1920 y 1930, cuando llegó
al país la ola de este evento histórico de repercusión mundial. Veremos las diferentes formas
en que la Revolución de Octubre de 1917 fue representada y cómo esos imaginarios
influyeron en las corrientes políticas en contienda y en el cauce de la vida política nacional.
A su vez, la cultura política que produjo esta década respecto a la forma de ver y relacionarse
con el adversario político, delineó en gran medida el manejo de la protesta social en las
siguientes décadas y el tratamiento inicial del conflicto interno que arranca en los años 60.