Aviso

CONTINUANDO LA LUCHA ANTIMPERIALISTA

Por: Gilberto Ospina Marroquín

Forjador de patria que moriste ajusticiado, y enterrado con tus sueños, tu fusil y tu cigarro, nunca haz muerto…nunca te haz ido.1

Desde el 5 al 9 de octubre en Bolivia se está en el encuentro mundial 50 años del Che en Vallegrande, en el último día se hará el relanzamiento de la lucha antiimperialista. Desde aquí nos unimos a esta histórica y revolucionaria conmemoración y enlazarla con la conmemoración del centenario de la Revolución de Octubre que fue la primera piedra colocada para construir el socialismo en el mundo.

La humanidad en su desarrollo social, político, económico, cultural, ha tenido líderes que le permiten hacer historia: historia consciente y que alimentan las utopías.

Uno de ellos y su papel en la historia es, Ernesto “Che” Guevara de la Serna: de los grandes sujetos polifacético como pensador, fotógrafo ambulante, dirigente político, escritor, médico, periodista, combatiente, y luchador por la reivindicación de los desprotegidos; extraordinario revolucionario internacionalista y antiimperialista del siglo XX. Pero sus ideales aún viven.

A él no le permitieron cumplir su ciclo de vida completamente, al acabarla hace 50 años, ejecutado doblemente por la CIA como agencia del imperialismo norteamericano, y para otros murió en combate( lo acabaron físicamente). El Che era consciente de que esto iba a pasar cuando expresó: “Podrán morir las personas, pero jamás sus ideas”

Con la muerte del Che se produce todo un fenómeno, en donde se trató de desvirtuar el ideal revolucionario al convertir la imagen a través de la foto del Guerrillero heroico, en una de las iconografías más reproducidas de la historia. Aleida Guevara, la hija del Che, manifestaba: Hoy el rostro del Che se puede encontrar en casi cualquier lugar del mundo. ¡El mito se ha convertido en negocio¡

El capital la convirtió en un negocio para la sociedad del consumo, y el imperialismo lo convirtió en un icono.

Al respecto de los iconos, Lenin en El Estado y la revolución, escribió: "Ocurre hoy con la doctrina de Marx lo que ha solido ocurrir en la historia repetidas veces con las doctrinas de los pensadores revolucionarios y de los jefes de las clases oprimidas en su lucha por la liberación. En vida de los grandes revolucionarios, las clases opresoras les someten a constantes persecuciones, acogen sus doctrinas con la rabia más salvaje, con el odio más furioso, con la campaña más desenfrenada de mentiras y calumnias. Después de su muerte, se intenta convertirlos en iconos inofensivos, canonizarlos, por decirlo así, rodear sus nombres de una cierta aureola de gloria para ‘consolar' y engañar a las clases oprimidas, castrando el contenido de su doctrina revolucionaria, mellando su filo revolucionario, envileciéndola".

Para los socialistas y marxistas revolucionarios, el Che en estos 50 años es una guía política, es la figura básica para la construcción del SOCIALISMO LATINOAMERICANO, es un referente teórico que nos dejó un legado cultural y

político para la insurrección popular y la resistencia antineoliberal y anticapitalista.

El Che fue un gran lector de los clásicos del marxismo y en su mochila cargaba la Historia de la revolución Rusa escrita por León Trostky, lo consideraba "fuente de importancia esencial”. Fue un marxista no doctrinado y un crítico del estalinismo.

En su lucha Antimperialista nos planteó: “Debemos recordar siempre que el orden mundial imperialista, es la etapa final del colonialismo, y que debemos derrotar en una confrontación global”.

El Che gran humanista

“Podrán cortar todas las flores, pero nunca terminarán con la primavera”.

El humanismo marxista no se basa en una concepción general abstracta del hombre, sino en una visión histórica y social, es decir concreta de lo humano, donde el hombre es, a la vez que creador, resultado de la sociedad en que vive.

Para Marx el hombre es ante todo el conjunto de sus relaciones sociales... “la esencia humana no es algo abstracto inherente a cada individuo. Es, en su realidad, el conjunto de sus relaciones sociales”

El pensamiento político del Che, el humanismo es la idea central: cobró otras dimensiones teóricas y prácticas. El humanismo marxista del Che es, pues, ante todo, un humanismo revolucionario que se expresa en su concepción del papel de los hombres en la revolución, en su ética socialista, y en su visión del “hombre nuevo”.

Para comprender este pensamiento es fundamental leer el texto: El socialismo y el hombre en Cuba,2 Marzo de 1965. El Che leyó los Manuscritos de Carlos Marx. Este texto es de vital importancia para el marxismo, además de la trascendencia que tomó en la década del 60 el debate que se dio en Cuba

sobre el desarrollo que debía seguir la economía en un proceso de construcción de una sociedad anticapitalista.

“Es común escuchar de boca de los voceros capitalistas, como un argumento en la lucha ideológica contra el socialismo, la afirmación de que este sistema social o el período de construcción del socialismo al que estamos nosotros abocados, se caracteriza por la abolición del individuo en aras del Estado”.

El Che pretende demostrar en estas líneas que el que homogeneíza, disciplina, controla y rige los parámetros sociales de los individuos dentro de la sociedad no es un fantasma estatal que regula la vida social, sino el capitalismo a través de la ley del valor.

Otro elemento plateado por el Che es sobre el “Hombre Nuevo”. Para él no es posible una nueva sociedad sin la creación del hombre nuevo. Una Revolución sólo es auténtica cuando es capaz de crear un "Hombre Nuevo" y este, para Guevara vendrá a ser el hombre en el siglo XXI:

“Todos y cada uno de nosotros paga puntualmente su cuota de sacrificio consciente de recibir el premio en la satisfacción del deber cumplido, conscientes de avanzar con todos hacia el Hombre Nuevo que se vislumbra en el horizonte”.

El Che en su pensamiento político fue un Visionario por una mejor sociedad, que en sus facetas de la vida obtiene un grado de concienciación por la justicia social, sus enseñanzas han hecho florecer la esperanza por una vida digna para la humanidad y uno de sus aciertos por la vida es cuando enunció:

“Sueña y serás libre en espíritu, lucha y serás libre en vida”

El ejemplo a seguir principalmente de la juventud por el legado dejado, es el de emancipar a la humanidad de la barbarie capitalista, que cada día es deshumanizada. El Che desde muy joven elaboro su proyecto de vida revolucionaria.

El Che y su compromiso revolucionario

"El deber de todo revolucionario es hacer la revolución"

Su primera lectura de la realidad, se puede decir por las relaciones familiares, que le permitió tomar la decisión más delante de ser un revolucionario integro, fue la guerra civil española (1936-1939).

Otro aspecto que influyo en haber tomada sabiamente esta decisión, fue cuando terminó sus estudios médicos en 1953. Rápidamente se hizo lo que se refiere a la desigualdad social y la injusticia más desfavorecidos y las personas y los pacientes más pobres, tales como las personas con lepra, así como su primer larga data en América Latina, y consciente. En este período fue un aficionado a la literatura, la política y la filosofía.

El recorrido por américa- inicialmente en bicicleta y luego en moto- le permitió ver y leer las realidades de las desigualdades en el continente. Y de este recorrido saco la siguiente conclusión:

Muchos me llamarán un aventurero, y eso soy, sólo que de uno de una clase diferente: uno de los que arriesga el pellejo para demostrar sus verdades.

En 1950, Guevara realiza su primer viaje en motocicleta por el norte de Argentina y visita las regiones más pobres. Recorre en total 4.500 kilómetros y la miseria que golpea a su pueblo lo impacta mucho. Al respecto, escribe: “No me nutro con las mismas formas que los turistas. […] El alma [del pueblo] está reflejada en los enfermos de los hospitales”.

Un año más tarde, recorre la costa atlántica de América del Sur a bordo de un barco petrolero de la compañía nacional argentina que lo recluta como personal médico.

De enero a julio de 1952, con 24 años, Guevara realiza su primer viaje internacional en motocicleta con su amigo Alberto Granado: Visitan Chile, Perú, Colombia y Venezuela. En mayo de 1952, en Lima, Guevara conoce al doctor Hugo Pesce, dirigente del Partido Comunista de Perú y discípulo de José Carlos Mariátegui, que trabaja en una leprosería. Este encuentro así como los meses que pasarían en la institución médica se revelarían decisivos y orientarían su destino futuro de lucha a favor de los oprimidos. Durante este

viaje, Guevara descubre la miseria y la explotación de los pueblos latinoamericanos, particularmente por las multinacionales estadounidenses.

En julio de 1953, Guevara realiza un nuevo viaje por América Latina con su amigo Carlos Ferrer. En Bolivia descubre el proceso radical que lanzó el Movimiento Nacionalista Revolucionario en 1952.

Ernesto Che Guevara viajó a Guatemala en 1954, con la esperanza de unirse a las filas de los rebeldes, pero el gobierno de Castillo Armas títere de los Estados Unidos de América enjuició la revolución. Y luego se trasladó a México, donde se reunió con Fidel Castro y establece la revuelta contra el dominio del "Batista" -régimen reaccionario- hasta su caída en 1959. Se conocen en julio de 1955 con Fidel Castro, quien huyó a México tras el fallido ataque al cuartel Moncada en Santiago de Cuba. Castro lo reclutó como médico en la misión que liberaría a Cuba de la dictadura de Batista.

El triunfo en 1959 de la Revolución Cubana, de una guerra revolucionaria que constituyó al mismo tiempo una escuela política radical, dirigida por una organización férreamente unida, decidida y con vocación de poder, le permitió al país escoger la opción máxima posible: hacer una revolución socialista de liberación nacional que transformara a fondo las relaciones sociales y humanas y las instituciones.

El curso de todo proceso revolucionario cuando éste es dirigido honestamente y no frenado desde puesto de responsabilidad, hay una serie de interacciones reciprocas entre los dirigentes y las masas revolucionarias3

El Che fue un revolucionario tricontinental, y este enfoque lo comenzó a tener cuando solo tenía veinte y cuatro años: "Aunque somos demasiado insignificantes para ser portavoces de una causa tan noble, creemos, y esta jornada sólo ha servido para confirmar esta creencia, que la división de América en naciones inestables e ilusorias es una absoluta ficción. Sólo somos una raza mestiza con similitudes etnográficas extraordinarias, desde México hasta el Estrecho de Magallanes. Y así, en un intento de liberar todo el provincialismo intolerante, propuse un brindis por Perú y una América unida". (Diario de una motocicleta. p. 135).

El Che sobre el debate de la economía cubana en la década del 60

Asumió como presidente del Banco Nacional en 1959 y el Ministerio de Industria (1961-1965).

Che afirmaba que la economía debe ser gobernada por el poder popular revolucionario durante todo el proceso de transición socialista.

Ellos discutieron sobre organización económica –centralización o descentralización--, los niveles de decisión, las políticas de retribución al trabajo, el papel de la banca, el crédito, costos de producción, precios, relaciones entre las empresas estatales. Pero esa identificación del debate sería completamente insuficiente. Ante todo, en los primeros años 60 se jugaban al mismo tiempo –en la apuesta tremenda de toda revolución-- la existencia y el alcance del nuevo poder, la capacidad de hacer cambios trascendentales y de reproducir la vida social, la defensa frente a sus enemigos, la creación de nuevas relaciones e instituciones y la formulación de un proyecto que estuviese a la altura de los ideales y los sacrificios, y al cual plantearon:

a) La Economía, la Economía política y las políticas económicas sin apellidos son siempre formas de la economía del capitalismo, corresponden al complejo de teorías e ideologías de ese sistema;

b) La transición socialista es un poder político e ideológico revolucionario de orientación socialista-comunista, que tiende a unificar las dimensiones diferentes de la sociedad en cuanto a objetivos y voluntades, aunque todas ellas siguen teniendo sus características y sus especifidades, y se trabaja concretamente con cada una de ellas;

c) Por consiguiente, el poder revolucionario es un puesto de mando sobre la economía, y es el conductor, de diferentes maneras, del conjunto de la sociedad;

d) Precisamente por serlo, y para que ese poder no degenere en el poder de un grupo que termine cerrándole el paso al socialismo, está obligado a avanzar hacia su conversión en un verdadero poder popular,

en el que los trabajadores y las mayorías conozcan las cuestiones fundamentales y participen de manera creciente en su control y su fiscalización, y en la elaboración misma de las decisiones y las políticas;

e) Para todo el período de transición que va desde el triunfo revolucionario hasta el fin de las dominaciones y la creación de una sociedad nueva, muy diferente y muy superior a la capitalista, tienen que regir los despliegues y los productos de los factores subjetivos de la sociedad, y no las determinaciones llamadas objetivas. Guiarse por el predominio de los llamados “factores objetivos” conduce a la detención del proceso y su retroceso, en dos sentidos: el que procede de la reproducción “normal” de las condiciones de la vida social, que siempre consiste en la reproducción del orden de dominación vigente; y el que dimana del poder de un grupo que convierte su poder, sus intereses y su voluntad de dominio en cosas “objetivas” que no pueden cambiarse.

Che afirma que la economía debe ser gobernada por el poder popular revolucionario durante todo el proceso de transición socialista.

Hoy es una gran tarea de los revolucionarios y de los procesos de liberación en Latinoamérica como a nivel mundial, retomar el pensamiento del Che en la realidad que se vive hoy, como es la lucha política entre el capitalismo y el socialismo.

¿Qué nos convoca hoy el legado del Che? Retomo al marxista cubano Fernando Martínez Heredia al referirse lo que puede darnos hoy el Che:

– Es un referente ético y político socialista sin igual, fortalecido por su consecuencia y su ejemplo imperecederos, y por su caída heroica;

– Confianza en lo que sí es posible hacer y lograr para volverse superior a las circunstancias;

– Un extraordinario instrumento teórico –conceptos, ideas, hipótesis, principios– y el método dialéctico marxista, que el Che ejerció sobre las realidades, los conflictos y los proyectos de Cuba y de América Latina y el llamado Tercer Mundo;

– Una crítica marxista de las sociedades y las teorías del capitalismo y el socialismo;

– Un cuerpo de pensamiento idóneo para realizar los análisis concretos que tanto necesitamos;

– Una de las líneas principales con que contamos para el trabajo urgente de formación política, ideológica y cultural.

El 9 de octubre de 1967, su asesinato se realizó en Higueras, Bolivia; hace 50 años, la humanidad perdió a un gran hombre con conciencia libertadora, humanista, revolucionaria, socialista y antiimperialista.

“La muerte no es verdad, cuando se ha cumplido bien la obra de la verdad”

Hasta la victoria total de la libertad de la humanidad y por un mundo soberano, comandante Che Guevara vivaras siempre, muchas gracias por tu ejemplo, para quienes seguimos soñando por la libertad.

“Todos los días la gente se arregla el cabello, ¿por qué no el corazón?”

En honor a un revolucionario socialista invito con el siguiente link a leerlo https://arquetipoeducativo.blogspot.com.co/2016/06/libros-y-escritos-del-che.html

“El único homenaje grato a las almas grandes y digno de ellas, es estudiar sus virtudes e imitarlas” José Martí