Aviso

 

Definitivamente el pueblo colombiano debe buscar una salida ejemplar y eficaz a la grave crisis social que embarga a la nación. Por ningún motivo debe seguir dejándose  mangonear ni de los dirigentes representantes  del Estado archicorrupto, ni de los cabecillas de la mal llamada izquierda colombiana, pues todos estos son más falsos que un brasier con relleno de silicona o una braga punani.

Quiere decir lo anterior, que el pueblo requiere, fundamentalmente, cambiar de manera radical el modelo económico y político que impera de manera injusta en contra de las grandes mayorías empobrecidas del país, por uno donde el pueblo ejerza el verdadero Poder, con rumbo a la construcción de una sociedad justa, a través de sus etapas de

 

A sólo 24 horas de que un alto funcionario del Gobierno le entregara formalmente al Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía a dos paramilitares que intentaron asesinar a nuestros líderes, luego de recibirlos, también formalmente, de líderes de nuestra Comunidad de Paz, nos han llegado múltiples testimonios de personas que afirman haber visto a dichos victimarios en plena libertad en las calles de Apartadó. El número de testimonios y la independencia entre ellos nos llena de preocupaciones y ello confirmaría una vez más las íntimas relaciones existentes entre la fuerza pública, el paramilitarismo y el aparato judicial colombiano. Uno de los paramilitares supuestamente liberados, mientras estuvo

 

Lo anterior porque el país se a desindustrializado desde los años 90, debido a la política de globalización, pero asimismo nos colocamos en el negocio de los hidrocarburos especialmente  petrolero en donde el barril bajó de 90 a 35 dólares el barril. Esto indica que en los ingresos tributarios según el ministro de Hacienda hay una devaluación de más de 22 billones de dólares por baja de precio; pero además el dólar pasó de un valor de $1.800, a  $3.800 lo que significa que va haber una devaluación de más de 8 billones de dólares, o sea una devaluación total de más de 30 billones de dólares.
Frente a esta situación el establecimiento corrige dicha devaluación con reformas tributaria. Recuerden los 3 puntos más de IVA, la política de frigidez de salarios. Esto último conlleva el ascenso de la explotación laboral. Ya desde la

 

América Latina ha finalizado el 2017 como el año que podrá pasar al recuerdo por sus tensiones electorales. Choques que han ido más allá de la histórica dicotomía progresismo/conservadurismo, o incluso soberanía/dependencia, que tanto se ha reflejado en la primera década del siglo XXI. Han nacido nuevos choques internos tanto en un bloque como en otro sumando mayor complejidad de la realidad política en América Latina.

Este fenómeno tuvo unos antecedentes el año anterior con la imposición del impeachment contra la expresidenta brasileña Dilma Rousseff en agosto de 2016, donde el Movimiento Sin Tierra (MST) ya puso previamente sobre la mesa el debate sobre seguir apoyando al gobierno de Dilma Rousseff al insertar la Presidenta algunos ministros conservadores en su gabinete, como al economista neoliberal Joaquim Levy1.

 

Que tristeza, pena ajena hacia mi querido “Juan Pueblo” siento al escuchar la noticia dicha por el mismo “chuky” o “pinocho” de Santos; de “salario concertado” para los colombianos https://archive.org/details/clarinesdecolombia_gmail   con los trabajadores el día de hoy, como de aperitivo del almuerzo para quienes aunque agua con panela almorzaban esperanzados que el próximo año seria el desquite.

De pura caña como cual bravero y tallador en los ruedos de casinos en los peores antros del mundo bajo; los “dirigentes” y aun divididos, el uno propone 9% y el más chupa medias el de la CGT 6% como aumento en el salario mínimo para la vigencia 2018 y al mejor estilo de aquel trabajador que le “exige” a su patrón aumento, o de lo contrario