Aviso

 

Luego de más de dos años de investigaciones que incluyeron interceptaciones, seguimientos y verificaciones, la Fiscalía General de la Nación asestó el más duro golpe a las organizaciones criminales dedicadas al cultivo, transporte y distribución de marihuana en todo el país, conocidos como “Los reyes de la marihuana”.

En operativos adelantados en Cauca, Antioquia,Bogotá, Valle y los  Llanos Orientales fueron capturados 31 presuntos integrantes de la estructura criminal y se logró la incautación de:

Vehículos: 9 de diferente gama y 1 motocicleta

Celulares: 27

Armas de fuego: 5 de diferente calibre.

Los fiscales investigadores documentaron que una vez llegaba a las ciudades el alucinógeno era llevado a centros de acopio. En el caso específico de Medellín, casas rentadas en barrios de estratos altos como El Poblado, Barrio Antioquia, Laureles, Belén (al lado de la Unidad Deportiva) y otros sectores de estratos 5 y 6.

Los investigadores descubrieron que la comercialización se realizaba por medio de un call center que despachaba los pedidos las 24 horas del día y a todos los sitios, incluidas universidades, por medio de mensajeros que se movilizaban en moto, vehículos particulares y de servicio público y a pie.

Los despachos más frecuentados se realizaban a universidades y oficinas públicas y privadas, al igual que a zonas residenciales de estratos altos.

Dentro del minucioso seguimiento se descubrió la existencia hasta de caletas electrónicas. Este sistema se ubica en los ante jardines de los inmuebles y consiste en una matera que al accionar un botón se desplaza dejando al descubierto una caleta donde el jíbaro guarda la marihuana y luego la deja en su sitio, sin despertar sospecha de las autoridades.

Se detectó además que en varios postes del alumbrado público se adaptaron dispositivos que permitían subir y bajar una canastilla por medio de la cual se recibía el dinero y se entregaba el pedido.

Se descubrió además que en el narcomenudeo eran utilizados menores de edad en clara violación al Código del Menor. Por este delito deberá responder una mujer capturada hoy.

La Organización
En la operación “Génesis” se escaló y se judicializó directamente a los responsables de los eslabones altos de la organización criminal, como los dueños de los cultivos y los responsables de las finanzas.

La estructura desarticulada por la fiscalía estaba comandada por los hermanos Garro, alias el “El mono”, alias “Eliza”, alias “Jeringa” dueños de los cultivos de marihuana.

Alias “Tony” o el “Enano”, propietario de los principales expendios en el barrio Antioquia, uno de los lugares de mayor comercialización de estupefacientes en la capital antioqueña.

Alias “El negro”, dominaba el comercio ilegal de drogas en el norte del área metropolitana, en barrios como Vila Nueva y Copacabana.

Los hermanos Álvarez, manejaban toda la distribución a domicilio por medio de call center.

Alias “El tío” o “Sargento Márquez” distribuía en plazas de los barrios Los Colores, Poblado, Estadio, Robledo y Belén.

Deberán responder por los siguientes delitos: concierto para delinquir con fines del narcotráfico; tráfico, fabricación y porte de estupefacientes agravado; destinaciónilícita de bienes muebles e inmuebles; uso de menores de edad para la comisión de delitos; tráfico y porte de armas de fuego y municiones; cultivos ilícitos.
Antecedentes
La primera fase del proceso judicial se conoce como operación “Juanambú” y fue adelantada por personal del CTI en el centro de Medellín, donde se capturaron 21 integrantes de la organización. Todos están condenados.

La segunda fase se orientó a la judicialización y captura de integrantes de la fuerza pública que cohonestaban con la venta de estupefacientes y hacían parte de las nóminas de las llamadas Convivir. En esta operación fueron capturados 19 patrulleros y sub oficiales de la Policía Nacional.

En los últimos seis meses en operaciones conjuntas con otras autoridades se ha logrado la incautación de más de 10 toneladas en Medellín y el municipio de Bello.