Aviso

 

Definitivamente el pueblo colombiano debe buscar una salida ejemplar y eficaz a la grave crisis social que embarga a la nación. Por ningún motivo debe seguir dejándose  mangonear ni de los dirigentes representantes  del Estado archicorrupto, ni de los cabecillas de la mal llamada izquierda colombiana, pues todos estos son más falsos que un brasier con relleno de silicona o una braga punani.

Quiere decir lo anterior, que el pueblo requiere, fundamentalmente, cambiar de manera radical el modelo económico y político que impera de manera injusta en contra de las grandes mayorías empobrecidas del país, por uno donde el pueblo ejerza el verdadero Poder, con rumbo a la construcción de una sociedad justa, a través de sus etapas de

mediano y largo plazos, todo ello bajo la dirección de auténticos líderes capaces política e ideológicamente, pertrechados con los únicos principios científicos que pueden garantizar la real transformación de la actual caduca y podrida sociedad.

Cómo es posible que el pueblo colombiano acepte, que a personajes que han hecho parte de los diferentes estamentos del Estado y que están ciertamente comprometidos por robar la plata de los habitantes más necesitados como los niños, o implicados de hacer parte del negocio criminal de la variada corrupción: coimas, mermelada, carteles de contratos ilegales dados a dedo, etcétera, a la hora de ser condenados por sus múltiples delitos, lo que realmente reciben como sanción, sea una burla ante los ojos de la verdadera justicia?. Mejor dicho, un premio a su asociación para delinquir!.

Cómo es posible que el pueblo colombiano acepte, que el actual Estado y sus representantes tengan o apliquen una ley para los de ruana, que son precisamente los miles que están hacinados en las cárceles del país, y otra ley, para favorecer a los delincuentes de cuello blanco, pues a estos últimos les dan dizque la casa por cárcel o los tienen en hoteles de cinco estrellas, cuando son precisamente ellos los responsables de que en nuestro maravilloso país, existan tan enormes desigualdades en los diferentes sectores de la sociedad colombiana?.

Cómo es posible que el pueblo colombiano acepte, que los miserables farsantes representantes del Estado más criminal y explotador, lo sigan doblegando a punta de la mejor arma de dominio como es la mentira: el Sufragio Universal y los demás credos que se han inventado para atemorizar y para estafar a los incautos y más necesitados?.

Consideramos que por ahora lo más importante no es alcanzar al ciento por ciento el objetivo de derrotar de raíz el nido de la criminal corrupción, pero sí avanzar en consolidar conciencia poco a poco, para que en un futuro no muy lejano conquistemos el objetivo  central que verdaderamente traerá libertad, igualdad y paz al conjunto del pueblo.

Rescatemos nuestra dignidad, no acudamos a votar en las próximas elecciones de marzo de 2018.

Las elecciones son acomodadas, pues a los pocos candidatos honestos que se presentan, la burguesía no les da las mismas garantías que a los candidatos corruptos, de modo que realmente el voto del pueblo no vale en calidad y sí en cantidad para justificar la narco democracia y la corrupción que impera en el país.

El Sistema electoral colombiano les permite ganar las elecciones a los mismos corruptos que legislan en contra de las grandes mayorías más pobres. No olvidemos nunca que en el Sistema capitalista la única garantía que se le permite al pueblo es la de ser idiota, y como tal, nos adulan para mantenernos ilusionados, mientras los corruptos politiqueros y gobernantes hacen sus variadas triquiñuelas, para robarse lo que le pertenece al pueblo, por simple naturaleza: el erario público, las riquezas del país, etcétera. Eso cuando el pueblo se porta bien, porque si protesta así sea pacíficamente por lograr lo justo, para eso están los aparatos legales, semilegales e ilegales del Estado, para imponer el orden a través del crimen legalizado.

Votar en blanco no sirve para nada, ya que el poco efecto que éste tenía la Corte Constitucional se lo quitó, pues antes se ganaba con la simple mayoría, cosa que ahora no ocurre, hoy toca obtener una mayoría absoluta, y eso es casi que imposible. Pero además, de qué sirve que se repitan unas elecciones ganadas con el voto en blanco, si los partidos  vuelven y nombran como candidatos a otros más corruptos que los anteriores?. Al voto en blanco le fue cercenado el poco efecto llena bobos que tenía.

Con el voto en blanco, con el voto nulo o con el voto válido solo justificamos que la burguesía se ría descaradamente del pueblo, y así, inmisericordemente, acreditamos a los corruptos para que sigan haciendo lo que se les viene en gana, y por eso nos tienen de elección en elección a la expectativa de que en las próximas elecciones sí se van a solucionar los ingentes problemas del país y de la sociedad colombiana.

No acudiendo a votar, las ratas de cuello blanco del país no tienen con qué explicar ni con qué tapar la existencia de las enormes desigualdades que imperan en el país, producto precisamente del caduco Sistema con que nos han gobernado desde siempre, a través de la mal llamada democracia con sus elecciones incluidas como arma de dominio y de embobamiento.

Como dijo el Gran Prócer colombiano Jorge Eliécer Gaitán: “Pueblo, por la restauración moral, ¡a la carga! Pueblo por la derrota de la oligarquía, ¡a la carga! Pueblo por nuestra victoria, ¡a la carga!”. A LA CARGA COLOMBIANOS. Derrotemos a los nauseabundos corruptos de Colombia. No asistamos a votar y más bien organicémonos y construyamos Poder Popular por doquier, con el objetivo de sentar las bases sólidas por la estructura de un nuevo Sistema político en Colombia y por la educación popular hacia una nueva sociedad justa, donde de verdad reine la DEMOCRACIA del pueblo.

En el seno del pueblo anidan valiosas y cuantiosas mentes brillantes, que en su momento justo reforzarán el quehacer diario de la Causa justa, de ese sueño colectivo e imprescindible para seguir luchando: una sociedad justa orientada por el Poder del Pueblo.

Salvemos de una vez por todas al país, NO asistiendo a votar nunca más. Hasta cuando el pueblo tenga la libertad de ser elegido de verdad y de elegir a quien se le dé la gana con total transparencia.

Tengamos dignidad, no nos dejemos confundir y mucho menos nos dejemos comprar.

Recordemos que:

“Quien olvida la historia está condenado a repetirla”

“El pueblo es superior a sus dirigentes”. “Un pueblo ignorante es víctima de la incomprensión y la desidia”. “Porque el gobierno colombiano tiene la metralla homicida para el pueblo y la rodilla puesta en tierra ante el oro americano”. Jorge Eliécer Gaitán

“Sepan los nacidos y los que van a nacer que nacimos para vencer y no para ser vencidos.”. Che E. Guevara

“El que mucho promete, poco da”

“Quien nada arriesga nada gana.”

Llegó la hora de un triunfo parcial del pueblo colombiano: NO VOTE.

Hacer viral este punto de vista, es hacer temblar toda la estructura del Estado corrupto.

 

Por Pueblo Rebelde