Aviso

 

Un comunicado del Ejército de Liberación Nacional ELN, insurgencia que se halla sentada a la mesa de negociación con el Gobierno nacional en el Ecuador, buscando llegar a unos acuerdos que conduzcan a lo que han denominado una paz completa, en la voz del comandante Pablo Beltrán, jefe de la delegación de paz de este grupo, brinda un panorama desalentador, luego de un mes de cese bilateral entre el Gobierno nacional y el ELN. (En: http://www.eln-paz.org/index.php/32-equipo-comunicaciones/110-un-pobre-balance-del-primer-mes-del-cese-al-fuego-bilateral).

Mientras tanto, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común —FARC— que no solo ha hecho entrega de su armamento, sino que además se ha movilizado para llevar su pedagogía de paz a las regiones

colombianas, se ve atacada por los amigos de la guerra, quienes han buscando por todos los medios posibles entorpecer su labor.

Uno de los últimos sucesos de este tipo se presentó en la vereda Piedra Marcada, del corregimiento de Vega larga, zona rural de Neiva en el departamento del Huila. Allí, según se desprende de la información del portal ‘180 grados’, miembros de la Novena Brigada del Ejército buscaron asesinar a Ronald Rojas Ramos, conocido en las filas de las FARC como Ramiro Durán.

El hecho ocurrió el pasado 7 de noviembre, cerca de las 9 y 15 minutos de la mañana, cuando un pelotón de soldados que patrullaban el corregimiento llegó a la caseta comunal del lugar, aparentemente con la orden de ‘dar de baja’ al excomandante.

Durán se encontraba junto a una comitiva de excombatientes, dando una charla de pedagogía de paz a aproximadamente 70 personas en la vereda Piedra Marcada, donde además había niños que acompañaban a sus padres. Esto, denuncian, hubiese podido convertirse en una horrible masacre.

El partido señaló en un comunicado: “Es importante destacar que este líder del partido FARC forma parte del grupo de los 60 excombatientes autorizados desde hace más de un año para hacer pedagogía de paz a nivel nacional. Por lo que la amenaza a su vida constituye una grave violación al Acuerdo de Paz”. (En: http://180gradosprensa.com/primer-plano/304-la-orden-operativa-asesinarme-ramiro-duran.html)

Cambiando de actores y eventos, desde el pasado 23 de octubre campesinos de diferentes regiones se movilizaron en un paro nacional. Posteriormente, a partir del 30 de octubre, dio inicio la Minga Nacional por la Vida, convocada por los pueblos indígenas.

Tanto el paro como la minga han protestado contra el incumplimiento de acuerdos por parte del Gobierno nacional. En los dos casos se denunció la represión de la Fuerza Pública a varios manifestantes, quienes fueron heridos y algunos detenidos ilegalmente, por lo que siguen exigiendo garantías; especialmente, frente al anuncio de capturas que se avecinarían para líderes y lideresas sociales.

El 5 de noviembre tanto el Gobierno como las comunidades campesinas firmaron un nuevo acuerdo y levantaron el paro pactando reactivar la mesa de interlocución el 26, 27 y 28 de noviembre próximos. Por su parte, el 6 de noviembre, tras ocho días de movilización, los pueblos indígenas se sentaron a negociar.

La Minga Indígena por la Vida se ha movilizado en más de 25 puntos del país, concretamente en 24 departamentos y en la capital de Colombia. Según lo ha dado a conocer la Organización Nacional Indígena de Colombia —ONIC—, tras ocho días  de movilización, el Gobierno nacional ha respondido de manera represiva y con tratamiento militar a la legítima protesta social.

La Minga finalizó dejando, al 6 de noviembre, más de 44 heridos, seis retenidos ilegalmente, un judicializado, 18 dirigentes y el Consejo Regional Indígena del Cauca —CRIC— amenazados, así como la evidencia del uso de armas no convencionales para la disuasión de la protesta social por parte de la Fuerza Pública colombiana. En un hecho aislado que no se desprende de la minga, pero que afecta a las comunidades indígenas, centenares de emberás de Katrú, Chocó, fueron desplazados.

Según lo ha informado el portal ‘Trochando sin Fronteras’, el compromiso de las comunidades indígenas fue desbloquear la vía Panamericana, para que un decreto consensuado sea firmado el miércoles 8 de noviembre, que además estará condicionado para que se sigan abordando los siguientes temas: Autoridad Ambiental Indígena, sistema general de participaciones, paz y la apropiación presupuestal a nivel nacional.

De otro lado, Se destaca que muchos de los puntos se mantienen en las vías y plantones, como otros en asamblea permanente, a la par que otros se suman. Esperan que sus procesos organizativos a nivel regional logren concretar jornadas de negociación de acuerdos incumplidos por parte de gobernaciones y alcaldías.(En: https://trochandosinfronteras.info/avances-en-la-negociacion-en-la-minga-del-cauca/)

El ELN, frente a las movilizaciones sociales de los últimos dos meses, ha señalado: “La dignidad del campesinado se hace sentir en las carreteras. No aguantan un muerto más por la intransigencia del Gobierno de no aplicar los Programas de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, e imponer la erradicación forzada dictada por el gobierno de los Estados Unidos. Los pueblos indígenas en su valerosa Minga por la Vida le exigen el cumplimiento de más de 1.300 acuerdos pactados en movilizaciones anteriores, relacionados con problemas como territorialidad, educación y salud. Hay que resaltar el valor de los cincuenta días de huelga de los pilotos colombianos por mejores condiciones laborales; pese al embate en su contra por parte de los dueños de la empresa Avianca y del gobierno de Santos”, puntualiza el ELN. (En: http://www.eln-paz.org/index.php/editorial/109-las-victimas-del-incumplimiento-somos-las-mayorias-por-la-paz)

El pasado 9 de noviembre, en rueda de prensa en Santander de Quilichao, departamento del Cauca, la minga indígena informaba el logro de acuerdos, indicando que se mantendrán en asamblea permanente, vigilantes del cumplimiento de lo allí pactado. (En: http://www.elsalmon.co/2017/11/acta-de-acuerdos-entre-el-gobierno.html#more)

http://www.elsalmon.co/