Aviso

Desde muy tempranas horas de la mañana se conoció que el gobierno y el ELN habrían logrado pactar un cese bilateral que incluye la llegada del Papa Francisco a Colombia y que se extendería por un plazo de 4 meses “prorrogables”. Entre los garantes están la iglesia católica que ha cumplido un papel fundamental y la  ONU.

Además las partes llegaron a algunos acuerdos tras el cese bilateral al fuego. Por el lado el ELN, se habrían comprometido a suspender las retenciones involuntarias de colombianos y extranjeros en el país, a suspender atentados contra infraestructura especialmente petrolera y a no continuar sembrando minas antipersonales.

Por otro lado, el Gobierno Nacional se habría comprometido a establecer un programa de alertas para proteger a los líderes sociales y a crear un programa de atención para los presos políticos del ELN.

El cese bilateral empezará a regir el 1 de octubre y culminará el 12 de enero de 2018. De acuerdo con el presidente Juan Manuel Santos “la prioridad es proteger a los ciudadanos y cesarán actividades como el secuestro”.

Afirmó que este cese bilateral se da en medio de la visita del papa Francisco como “un momento de invitación a la reconciliación”.

Para Víctor de Currea Lugo, cercano a las conversaciones, este cese no es solamente por la llegada del Papa: “la visita ayuda pero el fin último es alcanzar la paz”, por eso se extendería por 4 meses que podrían ser prorrogables. Además resaltó que esta medida desataría la participación que ya tiene algunos modelos avanzados, incluso podrían darse unas audiencias con algunas organizaciones para acordar detalles de estas medidas.

El analista también señaló, respecto del punto de la concentración de las fuerzas del ELN, que no se daría la concentración, lo cual no representaría una dificultad para la verificación pues, según él, hay muchas experiencias que han aportado en verificaciones en condiciones similares.

www.contagioradio.com/la-iglesia-seria-veedora-del-cese-bilateral-entre-el-gobierno-y-el-eln-articulo-46131/