Aviso

La Mesa de Diálogos de Paz en Quito, entre el Ejército de Liberación Nacional y el Gobierno colombiano, anunció que el ciclo actual se extenderá hasta el lunes 4 de septiembre para intentar acordar un Cese Bilateral al Fuego temporal de cara a la llegada del Papa Francisco el próximo miércoles 6 de septiembre.

El ciclo, que tenía presupuestado acabar el viernes 1ero de septiembre, se extendió ante las disputas en la Mesa. Ahora se anuncia su cierre mañana lunes para desarrollar días de intenso trabajo y debates entre las partes.

Desde el inicio de los Diálogos, el ELN ha insistido en generar una dinámica de Cese al Fuego que propicie un alivio humanitario y un ambiente de paz para la participación de la sociedad. Sin embargo, no fue sino hasta el presente ciclo que el Gobierno aceptó estudiar y discutir la propuesta, haciendo explícitas sus precondiciones para que se pueda alcanzar esta realidad.

De acuerdo a lo expresado en un evento de Pedagogía para la Paz por Juan Carlos Cuéllar, Gestor de Paz del ELN, el Gobierno intenta imponer condiciones fuera de la agenda pactada. Según Cuéllar, dicha organización está en la disposición de discutir y dejar en el pasado acciones como la voladura de oleoductos, las retenciones y, en general, la violencia como forma de ejercicio de la política cuando llegue el momento acordado. Pero el Gobierno intenta saltarse el orden de los puntos y, desde su espacio, también debe comprometerse a generar acciones de paz con la sociedad como frenar la violencia contra líderes y organizaciones sociales.

Este cese que se pretende acordar es de carácter temporal; una expresión de paz para permitir también el avance de la participación de la sociedad en la metodología acordada en la Mesa.

En las últimas semanas se ha conocido que el ELN podría anunciar un Cese al Fuego Unilateral como acto de paz en la visita del Papa Francisco, si el Gobierno no da pasos ni asume compromisos para lograrlo.