Aviso

 No nos engañemos. Lo que acontece hoy contra Venezuela por parte de algunas personas que gobiernan algunos países del mundo, no es por razones de libertad, democracia, derechos humanos, dictadura, represión, etc. Esos, son solo excusas. Mas aún a sabiendas que esas personas que gobiernan esos países, son los que precisamente imponen todas esas calamidades a sus pueblos, pueblos que al manifestarse, son reprimidos, asesinados, encarcelados y hasta secuestrados en cárceles de oprobio, sin respetarles el universal derecho a la legitima defensa y a un juicio justo (Milagros Salas, Lideres Mapuches, Lideres Campesinos, Obreros, Sindicales, Estudiantes. Dixi), personas que son gobierno gracias a golpes de estados y al desconocimiento premeditado del orden lega de sus respectivos países o que imponen la opresión a regiones autónomas que quieren mayoritariamente ser libres y soberanos.

 

       Contra Venezuela se utiliza el mismo esquema de destruccion, ocupación y despojo usados en Libia, Siria, Yemen, Irak, Afganistán, Siria, Palestina.  Quienes acompañan esos nefastos planes no son engañados o inocentes confundidos.  Simplemente son cómplices y culpables, nada más.  Son formas de ocupación y destruccion decididos en las reuniones anuales de los cabezas del crimen organizado Sion capitalista mundial llamado grupo Bildelberg. Lo demás es retorica.  Debo hacer la salvedad necesaria para que el enfoque del asunto vaya directamente hacia el origen del problema y no se disperse la acción de respuesta, los pueblos de esos países donde gobiernan esos mercenarios terroristas asesinos, son tan victimas, como los de las naciones atacadas ya nombradas.
      ¿Que nos toca a los venezolanos, que no nos sometemos a la dictadura sionista capitalista mundial? Resistir, luchar, atacar.  Pero. Debemos ser creativos.  No podemos seguir los esquemas de defensa que se han dado en siria, libia, Irak, Afganistán, Yemen, etc. de hacerlo, el resultado seria el mismo.  Una nación destruida y los cabecillas del plan ilesos y a salvo. El plan en ejecución contra Venezuela tiene su secuencia de aplicación, al final ocurrirá lo inevitable: la agresión armada externa y el terrorismo mercenario interno. De tal forma, romper los esquemas implica, además de aplicar estrategias, técnicas y formas de luchas exitosas en otros países y adaptadas a nuestra realidad y características, llevar la pelea a las casas de residencias y centros de trabajo de esos cabecillas.  Que no queden ilesos, que sientan junto a sus familias y bienes los efectos de su guerra. Que muerdan el terror que muerde a los pueblos victimas de sus enfermos actos. Es necesario organizar comandos de ataques bien entrenados, bien preparados con todo lo necesario para hacer daño a los jefes del crimen organizado. Ellos no viven en otro planeta y no son de hierro o piedra, son de carne y hueso y están al alcance. Es decir debemos sectorizar la guerra de respuesta: una contra sus títeres mercenarios y la otra directamente contra ellos y sus familias. De no hacerlo así, seguirán sembrando al planeta de guerras y mas guerras, pues su impunidad les impulsa a seguir aterrorizando a otros. por eso insisto en la ley del talion. ¡VENCEREMOS!
*Abogado con Patria
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://planetaenpeligro.blogspot.com/2018/01/por-que-tanta-farsa-ya-no-hay-inocentes.html

Additional information